9/2/07

PREGUNTAS AL RABO

Señor Alvarez Rabo, podría dar algún consejo a las mujeres casadas que le leen.

¡Como no, será un placer! Pero no va a ser un consejo, les voy a dar tres por el mismo precio. Tres consejos para la mujer de hoy en día, para la mujer que sabe estar en diferentes ambientes y hacerse siempre un hueco luminoso gracias a su magnética personalidad a pesar de estar casada.

Primero: Nunca finja un orgasmo ni deje que su marido se corra sin que usted se haya corrido antes. Al principio le dará un poco de corte al machito de turno, pero en poco tiempo preferirá esa fórmula que la del orgasmo compartido. Le resulta mucho más cómoda. Si no se puede correr con él al menos exija que le dé un masaje en los pies o en la espalda antes de que se la meta.

Segundo: Nunca responda afirmativamente a sus peticiones de penetración anal si antes no lo prueba él. La sexualidad anal del hombre es mucho más ¨rica¨ que la de la mujer. Ellos tienen el punto J (la próstata) y usted no. Por tanto no hay ninguna lógica en que su puto marido le diga que a usted le va a gustar que le de por el culo y a él no. Busque un amigo homosexual y haga que se la meta a su hombre hasta el cogote antes de acceder a sus perversos deseos. En caso de que no tenga amigos homosexuales métale tres cuartas partes de un pepino, calentado a 37 grados en el microondas, en su agujero negro y muévalo rítmicamente. Le aviso de que corre el peligro de que se haga más mariconazo que Fredy Mercury.

Tercero: Intente abandonar siempre a su marido por un jovencito antes de que lo haga él. Encima comuníquele la noticia de tu apasionado enamoramiento, como suelen hacer ellos, por teléfono.

De nada.

1 comentario:

Pepita dijo...

Hola;

He probado sus consejos y al meterle un pepino por el culo a mi marido no solo he conseguido que disfrutara del placer anal sino que me ha dejado por un negro con un trancazo como un tronco... los pepinos ahora le saben a poco.

¿No tendrá un consejo para hacerlo volver?

Gracias de antemano.