28/9/07

ANÉCDOTAS RABERAS REALES


De pequeño, en mi cocina, había una mesa de madera con una superficie de mármol blanco. Yo siempre pasaba de pié por debajo de la mesa sin agacharme hasta que un día me di una hostia en la frente. Desde entonces siempre pienso que las cosas pueden disminuir de tamaño sin previo aviso.

Post Scritum: La mesa la recuerdo sólo en contrapicado.

3 comentarios:

axt dijo...

la realidad es multidimensional... eso son los acidos Álvarez...
XDDDD

Té la mà Maria - Reus dijo...

si te das de canto, te puede venir el primo alsaimer de Alemania y lo tienes claro

salut

sh dijo...

me gusta la mesa