1/2/07

PREGUNTAS AL RABO

Saludarle, aparte de un placer, es como saludar a un viejo amigo del que no tenemos noticias desde hace algunos años. Seguimos el protocolo en estos casos: “Hombre, ¿qué es de su vida señor Alvarez Rabo?”

Estoy bien, gracias. He engordado un poco lo cual no es bueno porque al medir como Honore de Balzac (1´57 cm de ¨alto¨) parezco una mezcla entre Torrebruno y Fernando Esteso. Mis hijos Yhedra y Jhónatan crecen con salud. Pero la verdad es que mi matrimonio no anda del todo bien en estos momentos. Me esta ¨guiñando la almeja¨ una dependienta de 23 años, de la sección de ropa infantil, que creo que ha sospechado que mi rabo es como el Proceso de Paz, ¨largo, duro y difícil de bajar¨.

Esto me ha puesto un poco nervioso y mi mujer ha notado que hay algo raro. Ya sabe usted lo intuitivas que son las mujeres. Espero que no pase nada de nada. Para mantener un matrimonio en buen estado el pajarito no debe de salir de la jaula. Pues eso.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

si la persona con la que estás casado es grande (es decir, no te has casado haciendo el jilipollas, sino por la sobrecogedora evidencia de que esa persona te llena) debes conservar tu matrimonio y (pese a la evidencia de caracter puramente sexual) preguntarte por qué estas cosas pasan... lo normal es que acabes reafirmándote y la crisis os fortalezca. casi que es normal que estas tontadas ocurran... lo importante es saber superarlas.

dvd dijo...

ostias este anónimo responde mejor que en la sección de consultorio de pareja del COSMOPOLITAN: procedamos entonces, señor anónimo: porqué cuando me voy a correr mi pareja, alarmada, retira su cándida boca de mi miembro viril? espero ansioso, sr. anónimo , su eficaz remedio a tan inexplicable circunstancia. salud!

aitorr dijo...

Señor Rabo,
Convocó usted un concurso para la elección de los nombres más horrendos y horteras posibles, en categorías masculina y femenina?

Sí, le estoy preguntando por el origen del nombre de sus hijos.

De todos modos, tengo que decir que un nombre de ese calibre -con H incluida, el súmum de lo horripilantemente sublime- forja un fuerte carácter en quien lo porta. Aprende a soportar los reveses de la vida desde bien pequeño.

Yo a mi hijo lo llamaré Sócrates, para que vaya espabilando desde que se relacione con otros.

Un cordial saludo, Maese Príapo.

aitorr dijo...

joder, RABO

responde a las preguntas que te hacen tus fanses

tú o tus esbirros, me es igual.

Dvd&Hsr dijo...

Perdone amigo aitorr pero es que se nos va la pinza de vez en cuando. El nombre de Yhedra era por una telenovela de los años 90. El de Jhónatan por la película ¨Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto¨ del Yanes. En la misma alguien se pregunta que tipo de padres pueden ser los que pongan de nombre Jhónatan a un niño.

Pues eso. Y disculpe.

L.S.D.- A.R.